Estaban todos los animales en el bosque discutiendo quién era el más lento de todos y luego de una acalorada decisión concluyeron que solo podrían ser el caracol y la tortuga. La tortuga solo sonrió ante tal afirmación,  sin embargo, el caracol se ofuscó y solicitó a la audiencia