El tiempo y la muerte

Author: | Posted in Al cierre, Pensamientos, Personal No comments
El tiempo y la muerte

El tiempo y la muerte

Veo que han pasado muchos años desde que te vi llegar a este mundo. Quizás mucho más de lo que hubiese pensado.  Curioso. Ahora que estás al final de tu existir veo que valoras cada palpitar de tu corazón. ¡Que emociones fluyen por tu mente! ¿Recuerdas? Me imagino la angustia y la incertidumbre que te debe gobernar en estos momentos cuando un extraño sentimiento te hace pensar en profundidad y te graba en tu corazón a fuego la pregunta: ¿Y cuándo cierre los ojos para siempre que pasará? Que dolor. Apuesto que el tiempo que estuviste en esta vida jamás lo viste como tal y ahora te retuerces pensando en cada segundo que no viviste, en cada minuto que dejaste pasar y en cada hora que permitiste que el viento la alejara. Cuanto arrepentimiento y remordimiento debes sentir por lo que no hiciste o por todas esas palabras que omitiste y que tanto otros esperaron en tu tiempo de vida. Y hablando de tiempo, que curioso es el hombre que ad portas de su inminente final quiera atesorar sus últimos segundos de vida. Que curioso que ese tiempo que jamás valoraste ahora lo reclames en tu dolor. Sufres.  Tu mente va a tal velocidad que no sabes cómo  aprovechar cada segundo. Todo se oscurece. Sabes que no tienes más tiempo y la vida como tal cobrará los últimos segundos que le debes.

Vaya, veo que por fin entiendes que la vida como tal es un reloj que marcha hacia atrás. ¿Cuántas veces dejaste cosas por hacer o decir para mañana? ¿Cuántas veces te dijiste convencido de que “el tiempo todo lo cura”? ¿Recuerdas las veces que pediste tiempo a ese ser querido? ¿Cuánto tiempo perdiste en no hacer nada? ¿Cuánto tiempo le hiciste perder a otros creyendo que eras el dueño sus momentos? Ahora lo entiendes. Sí, al final de tu camino, irónicamente, a escasos segundos en que tu tiempo en este mundo llegará a cero. El momento de la gran partida. Te pudiste deshacer del tiempo pero hay algo en que todo hombre nunca podrá escapar y esa es la muerte que paciente y en silencio  te quita esos segundos que ahora, en tu lecho de descanso se desvanecen en silencio y ahora hacia el silencio eterno.

“El tiempo perdido no se recupera nunca y cuando decimos que tenemos tiempo de sobra descubrimos siempre que nos falta tiempo.” Benjamin Franklin

Había hablado algo sobre el tiempo en la vida. Y es un tema que se me ha hecho recurrente. ¿Has pensando en todos esos momentos que perdiste por cualquier razón? Me imagino que sí. Esta historia es de alguien que a escasos minutos de su deceso la muerte se le presenta como alguien que le muestra tan solo uno de los puntos que muchas veces dejamos pasar o que ignoramos por comodidad y que es el tiempo, ese valioso tiempo, que si lo atesoráramos un poco más nos permitiría enfrentar esta vida de una manera sincera y sin remordimientos futuros.

El tiempo y la muerte. Si sabes usar tu tiempo presente, tu tiempo pasado será libre de remordimientos y tu futuro, bueno, nadie lo sabe,  pero por lo menos a lo que se viene sabrás desde tu interior que tienes tiempo para enfrentarlo. Aprovecha cada momento que tienes. Quizás has escuchado o leído decir “Carpe diem”. Bueno, de eso se trata. No malgaste el momento. Este es tu tiempo. Aprovéchalo y se sabio en como lo descartas o en como lo aplicas.

 ¿Cómo va tu tiempo?

Add Your Comment