El tiempo en la vida

Author: | Posted in Pensamientos, Personal No comments
El tiempo en la vida

El tiempo en la vida

“¿Amas la vida? Entonces no malgastes el tiempo, porque ese es el material de que está hecha la vida.” Benjamín Franklin

¿Te has puesto a pensar acerca de cuánto tiempo invertimos en esas cosas que te inquietan? ¿Has visto como el tiempo te desespera frente a hechos que no puedes manejar o cuya solución no pasa por tus manos? ¿Cuántas veces has deseado que el tiempo se detenga? ¿Cuántas veces el tiempo se te ha hecho eterno frente a acontecimientos importantes?

Así es el tiempo en la vida. Es ese testigo implacable que nos entrega sus segundos, sus minutos y sus horas para que cada uno de nosotros podamos resolver cada acontecimiento que nos sobrecoge y también para disfrutar. Pero también el tiempo es un aliado que muchas veces no lo consideramos, no nos damos cuenta del valor que pude darnos el saber aprovecharlo.

Henry Ford decía: “La mayoría de personas gastan más tiempo en hablar de los problemas que en afrontarlos.” Que gran verdad. ¿Quién no ha escuchado a alguien quejarse continuamente de sus problemas? No digo que no haya que hablar o contar a algún cercano de los que nos pasa. Se trata de no quedarnos el discurso, en la queja. Piensa cuanto tiempo se te va de la vida hablando de tus problemas. Es aquí donde el tiempo se hace valioso, es aquí cuando el tiempo te reclama por acción, por movilidad. El tiempo, como dije, es implacable, no lo podrás congelar (salvo el tiempo que viven en tus recuerdos) y nunca podrás darle sentido (retroceder o adelantar).

Piensa en el tiempo como si fuera dinero. ¿Te gusta perder dinero? ¿Sientes que se te va de las manos? A nadie le gusta perder dinero y ni mucho menos no saber hacia dónde va. Con el tiempo pasa lo mismo. Es algo valioso el cual debemos saber cómo administrar y como lo vamos invertir. Bajo esta óptica, a esos problemas que te desvelan anda pensando en cuanto dinero estás dispuesto a gastar o invertir. El tiempo que le asignemos debe ser el justo, no más, no menos.

“El tiempo es la cosa más valiosa que una persona puede gastar.” – Teofrasto

Yo soy informático, desarrollo software y cuando un cliente nos informa un incidente siempre lo hace acompañado de cierta información a la cual uno de mis jefe siempre dice: “Si en quince minutos no visualizas como resolver el problema con la información que tenemos  lo escalamos.” En la vida real esto también aplica. Cuando tenemos un problema debemos ser capaces de reunir la información necesaria para poder comprender y reaccionar ante esa situación y es en este punto cuando debemos ver cuánto tiempo queremos invertir para no quedarnos pegados en ese contratiempo. Piénsalo, cuando a un problema le encuentras solución deja de serlo. A veces tenemos un problema con nuestra pareja y nos damos mil vueltas para saber que pasó y no vemos como el tiempo en que esperamos aclararnos afecta al otro. Quizás es mejor invertir un par de segundos en un abrazo. Quizás no solucione el problema pero abrirá un espacio para el entendimiento.

Por lo menos a mí, el tiempo en la vida, es algo que desde hace algunas jornadas lo miro con más respeto. Trato de invertirlo bien, de no malgastarlo y ¡por supuesto, de aprovecharlo! Esa es la idea central de este post.

Recuerda:

No pierdas tiempo hablando de tus problemas. Dale movilidad, evita estancarte.

El tiempo es como el dinero. No lo malgaste ni tires a la basura.

Si con la información que tienes del problema no soluciona nada, entonces pasa a la acción.

¿Y tu tiempo, cómo lo gastas?

Add Your Comment